NUEVO CURSO, ESTRENANDO LA LEY LOMLOE

 NUEVO CURSO, ESTRENANDO LA LEY LOMLOE

 

Empezamos el nuevo curso escolar con una nueva Ley de Educación, la LOMLOE que ha causado bastante revuelo, viene a consolidar de alguna manera la independencia de los centros educativos, y dar mayor cabida a la participación de las familias y a la toma de decisiones del profesorado. La aplicación de la ley se ha previsto en 3 etapas, durante 3 años consecutivos, y algunos de los cambios propuestos se harán esperar, pues deben concretarse en medidas que apliquen las comunidades autónomas. 

De forma resumida, la Ley LOMLOE pretende que la educación se base más en objetivos, que se fomente la igualdad y el respeto al medioambiente, el desarrollo de un criterio personal en los estudiantes y una mayor integración entre personas de diferentes capacidades. 

Este curso académico 2021-2022 veremos ya algunos de los cambios más importantes que establece la ley LOMLOE como son la elección de directores y directoras de centros, hasta ahora las autoridades educativas tenían competencias para la selección de este cargo.  Se otorgará más autonomía a cada centro educativo, dando la  posibilidad a la comunidad educativa formada por madres y padres y docentes de participar en el día a día del cole. Además de que los niños y niñas podrán pasar de etapa aunque no hayan superado todas las asignaturas y se propondrán nuevos modelos de evaluación

Sobre la ley Celaa

Un resumen de algunas de las novedades que vamos a ver en los próximos meses es el siguiente: 

  • En Primaria se vuelven a establecer 3 ciclos de dos años, en vez de los actuales 2 ciclos de 3 años; esto es importante en una época de rápido crecimiento de nuestros peques, y se adapta mejor a su evolución física e intelectual. 
  • No habrá exámenes al finalizar cada etapa educativa
  • Desaparecen las materias troncales en los ciclos superiores y  los contenidos de cada curso se diseñarán en función de la consecución de objetivos educativos. 
  • Solo se podrá repetir curso dos veces a lo largo de la educación obligatoria. Serán los equipos docentes los que decidan la posible promoción. En caso de que hayan quedado materias pendientes, los docentes serán los responsables de establecer planes de refuerzo para las materias pendientes. 
  • En cuanto a Bachillerato, se crea una nueva modalidad de Bachillerato General, que se suma a los Bachilleratos  ya existentes. Y las Enseñanzas Profesionales de Música o de Danza serán valoradas para obtener el título de Bachillerato de Artes, lo que supone una notable mejora para las estudiantes de Música que si no elegían hacer una carrera profesional,  tenían que compaginar los estudios de Música a los del Bachillerato
También te puede interesar  La nueva realidad educativa: como combinar clases online con clases presenciales

Además, esta nueva ley también respalda la petición de los docentes de primaria, de tener un orientador en cada centro, en vez de un equipo que atiende a varios centros y apenas conoce al alumnado. 

3.- En los cursos 2022-2023 y 2023-2024 se modificarán el currículo, organización y objetivos de las enseñanzas:

a) 2022-23: Cursos impares de Educación Primaria (1º, 3º, 5º), ESO (1º, 3º), Bachillerato (1º) y C.F. Grado Básico (1º)

b) 2023-2024: Cursos pares de Educación Primaria (2º, 4º, 6º), ESO (2º, 4º), Bachillerato (2º) y C.F. Grado Básico (2º)

A pesar de la polémica que ha suscitado la aplicación de esta nueva ley, lo cierto es que necesitamos una legislación más moderna y actualizada para la educación en España. Ya llevamos muchos años convencidas de que el sistema de evaluación no puede basarse en exámenes con calificaciones del 1 al 10,  o de que el aprendizaje de nuestros peques no puede centrarse en la memorización o en la generalidad. Una nueva ley que se adapte mejor a los nuevos retos laborales y sociales para que nuestras estudiantes lleguen al mercado laboral con una excelente preparación, y esperamos que esta vez se hagan realidad los anhelos de madres y padres. 

Además, la pandemia nos ha hecho ver lo importante que es la digitalización de las aulas y nos hemos llevado las manos a la cabeza por el retraso que hay en ese ámbito. La verdad, estamos convencidas de que hay que cambiar muchas cosas, y es el momento de levantar nuestra voz para que se aborden estos nuevos retos educativos del siglo XXI. 

Si eres docente o si tienes hijas o hijos en edad educativa, nos gustaría conocer tu opinión y experiencia en la puesta en marcha de esta nueva ley. Te escuchamos

Explora