Cómo saber si hay chinches en los colchones

 Cómo saber si hay chinches en los colchones

¿Te has encontrado con manchitas en la cama que te hacen sospechar que puedes tener chinches en casa? Debes saber que las chinches son muy viajeras y que por muy escrupulosos que seamos en nuestra limpieza del hogar, puede que las hayamos traído con nosotros en la maleta de alguno de nuestros viajes. Ante esta posible situación, y ahora que tenemos el verano cada vez más cerca y que podremos viajar nuevamente, queremos darte una serie de consejillos para identificar si tienes chinches en el colchón y saber como evitar tener una plaga de chinches en casa. Toma nota, según los expertos en plagas de denfor.es esto es lo que debemos saber.

 

¿Cómo saber si tengo chinches en mi colchón?

En primer lugar, el hecho que una mañana te hayas levantado con lo que parece una picadura de chinche, no es indicio definitivo para detectar una plaga de chinches en nuestras casas, ya que en muchas ocasiones estas picaduras pueden confundirse con las de otros insectos. Sin embargo, hay una serie de evidencias que te ayudarán a confirma la presencia de estos huéspedes indeseados en tus colchones y que son tres concretamente: poder verlas, identificar su escondite y el color de las mismas.

 

De hecho, estas tres comprobaciones servirán incluso para realizarlas en los hoteles, incluso los de 5 estrellas. Como te decíamos antes, el problema con las chinches no tiene porqué estar relacionado con la falta de higiene en el hogar. Se han dado casos de hoteles en los que se ha encontrado plagas de chinches, porque estas han llegado en el equipaje de cualquier visitante.

¿Cómo podemos verlas? A pesar de que cuentan con un tamaño muy pequeño, de entre 4 y 5 mm, estas se pueden ver a simple vista. Su tamaño les sirve para colarse por cualquier grieta o hendidura, por muy estrecha que sea. A la hora de esconderse, las chinches suelen hacerlo en cualquier zona de la estructura de las camas, pero sobretodo en el cabecero. También en las costuras de los cochones, las cortinas y las alfombras, incluso dentro de los armarios y cajones. No obstante, también podemos encontrarlas entre las láminas del suelo de parqué o tarima, en los rodapiés, en los enchufes, detrás del papel pintado o entre las grietas del yeso agrietado.

Estos bichos son de color marrón y su aspecto va oscureciendo, tornándose rojos, a medida que se van alimentando. Para saber cómo identificarlas debes saber dónde buscar las evidencias, como por ejemplo huevos de chinches (pequeños, ovalados y blanquecinos), normalmente ubicados en grupos en las grietas o hendiduras de los muebles o costuras de los colchones.

Otra forma de identificar la presencia de chinches es por medio de sus excrementos, compuestos por sangre seca, que pueden llegar a formar una mancha marrón oscura  en la superficie de los colchones, y por la piel de las mudas. Las chinches cambian hasta 5 veces su piel a lo largo de su vida, una por cada cambio de etapa. Estas pieles pueden encontrare entre las costuras de los colchones, en los zócalos o detrás de las cabeceras. Por otra parte, en el caso de infestaciones muy grabes, pueden llegar a producir un olor dulzón, muy característico y desagradable.

 

¿Qué hago si tengo chinches en casa?

Sin lugar a dudas, llamar a un experto en plagas para que te ayude a eliminar las chinches. Olvídate de remedios caseros. Estos no funcionan con las chinches y lo único que conseguirás es perder el tiempo, regalándoselo a ellas para propagarse aún más entre el resto de habitaciones. Además, tu sufrirás sus picaduras hasta conseguir eliminar el problema por completo, pudiendo provocarte problemas de alergias.

¿Cómo prevenir la chinches si voy a un hotel?

Sabemos que el haberte comentado el hecho de poder encontrarte chinches en el próximo hotel al que vayas de vacaciones te ha inquietado. Sobretodo por miedo a llevártelas después a casa. Por ello, vamos a darte una serie de indicaciones y recomendaciones para que esto no suceda, haciendo las comprobaciones necesarias para saber si hay chinches en la cama del hotel.

  • Comprobar el colchón y el somier. Esta es la zona de descanso, que coincide con la zona de alimento de las chinches. Por ello, la cama es el principal foco donde podemos encontrarlas. A la hora de revisarlos colchones, inspecciona el cabecero, separándolo de la pared y mirando, incluso, por detrás de él. Revisa las esquinas y hendiduras, los elementos tallados de la madera y todas las juntas de somier. Comprueba la ropa de cama, incluso las fundas de las almohadas y nórdicas, además de las sábanas, por supuesto.+
  • Comprobar el sofá, las sillas y las mantas de la habitación de hotel. El CO2 que produces las atrae, por ello pueden esconderse en estos lugares, donde hay un nivel alto de interacción con las personas. Para ello la comprobación debe ser igual de minuciosa que en la cama, revisando cojines, asientos, juntas, hendiduras, costuras…
  • Comprueba los armarios y rodapiés de la habitación de hotel. Asegúrate de que estén libres de chinches antes de colocar tu equipaje en los armarios. Revisa todos los cajones y otras zonas del conjunto del mobiliario. Inspecciona los cajones tanto por dentro como por fuera: juntas, ranuras, tiradores, hendiduras… Lo mismo con las mesillas de noche.
  •  

Mientras hagas estas comprobaciones, mantén tu equipaje dentro de las maletas sin abrir y en el cuarto de baño. Una vez que te marches, asegúrate de no llevártelas a casa contigo y revisa tu equipaje. Todas estas indicaciones también te servirán para llevarlas a cabo si en lugar de un hotel, disfrutas de tus vacaciones en un apartamento alquilado, por ejemplo.

Con todo esto, te aseguramos que estarás a salvo de sufrir una tormentosa plaga de chinches en tu casa.